jueves, 10 de octubre de 2013

Águila.



Entre las calles del Mediodía Grande y de la Ventosa. 

El nombre lo tomaba de un águila de gran tamaño que utilizaba el Ayuntamiento en las procesiones del Corpus y de la Minerva de San Andrés. Era costumbre que en las procesiones se utilizaran además de gigantes, enanos y tarascas, algún símbolo evangélico, como esta enorme águila dorada de San Juan, símbolo del cuarto evangelista. 

El águila había sido regalada al Concejo por Gil Imón de la Mota quien cedió un corral de su propiedad para guardarla, situada en la calle de San Bernabé. Por este motivo, la calle también fue conocida con el nombre de Corral de Gil Imón.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario