Ir al contenido principal

Adopta un perro





Y para terminar ya este resumen, una noticia de las que yo, como amante de las mascotas, estoy muy sensibilizada: el abandono de perros y gatos.

Ayer leí un artículo muy esclarecedor: el mito de que el mayor número de mascotas abandonadas en las calles se da al comienzo de las vacaciones del verano. Pues no, las cifras las desmienten al no aumentar en los meses estivales. Se abandonan por igual en todos los meses del año.

Y pensar que los galgos, por poner un ejemplo, abandonado porque ya no “sirven” los recogen las protectoras y tras una cuidadosa y completa “puesta a punto” los envían a Alemania porque allí son muy demandados como perros de lujo. Vergüenza nos tendría que dar ver que los alemanes tienen más cariño que muchos de los dueños españoles de estas mascotas que solo nos dan mucho cariño y amor a cambio de un plato de comida, otro de agua y cariño hacia ellos


¡Que tengáis un buen martes!

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII