lunes, 24 de marzo de 2014

¿Y quién nos paga ahora los destrozos en el centro de Madrid?


El derecho de manifestación está contemplado en la Constitución.

Las manifestaciones reivindican pacíficamente sus derechos.

 Pero lo que la Constitución no contempla son las “hordas de Atila”-por llamarlos de alguna manera- destrozando todo a su paso: marquesinas, papeleras, bancos, mesas y sillas de las terrazas de cafés emblemáticos como el Gijón y el Espejo, escaparates de bancos, etc.

Y los madrileños ¿a quién tenemos que pasarles la factura por estos destrozos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario