Ir al contenido principal

Un hospital más humano





Buenos y seminublados días (pa’variar) desde mi Madrid del alma :)

Tenemos 11,3º de temperatura, 63% de humedad y vientecillo del sur de 5 km/h. A lo largo de la tarde hay un 95% de riesgo de lluvia y temperatura máxima de 17 grados. El sol se despedirá hoy a las 20:36 horas y la luna comienza su ascenso a cuarto creciente con un 0,14% de luminosidad.

Empezamos este resumen de prensa con una bonita noticia:

Hoy El País publica una bonita noticia: un hospital destinado a los enfermos terminales. Pero no es un hospital cualquiera. Allí trabaja Alonso García, psicólogo del centro quien afirma que su labor «es que se centren en el presente, que disfruten el día a día. Siguen vivos».Como cuenta el diario «Al psicólogo no se le va la sonrisa en ningún momento. Insiste una y otra vez en concentrarse en el momento, en el cariño y el amor que una persona puede dar y recibir hasta cuando ya no estámentalmente aquí, hasta su último aliento.». Los martes hay cestería, los viernes, magia... cada día el centro prepara actividades diferentes para que pacientes y parientes pasen un rato juntos y alejados de la enfermedad.

El hospital Laguna apuesta por el voluntariadopara cuidar de estas personas y conseguir que los enfermos se sientan a gusto y procurar, en la medida de lo posible, que disfruten cada uno de los días de sus vidas, en la medida de lo posible. El centro cuenta con sus propias clases de formación para voluntarios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII