miércoles, 19 de marzo de 2014

Espejo.



Entre las calles de la Independencia y Santiago. 

Se dice que, tras la toma de Madrid por parte de Ramiro II y su posterior retirada, los árabes fortificaron de nuevo la ciudad construyendo unas torres o atalayas de vigilancia para prevenir la llegada de nuevas tropas castellanas y leonesas. Y una de estas atalayas de la antigua muralla, llamadas en latín specula, dio nombre a la calle. Gran parte de la calle desapareció en 1810 con los derribos ordenados por José I. 

Lo más probable es que el nombre de la calle se deba a Antonio de Espejo que tenía aquí su casa, fue Explorador en Nueva España en 1571 y en Nuevo México en 1582.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario