Ir al contenido principal

Más cámaras para el centro de Madrid





Nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa va a pedir autorización a la Delegación de Gobierno, para poder instalar 46 cámaras más en el centro de Madrid y frenar así la delincuencia. Como señala El Mundo, las cámaras «se situarán al comienzo de la calle Fuencarral, en Preciados, Carmen y en Gran Vía desde Callao a Plaza España. Previsiblemente estarán en funcionamiento a final de este año».

Y hablando de delincuencia. Un vecino del barrio nos ha contado que la última moda, al menos por estos alrededores, es el secuestro de perros para luego pedir dinero por el rescate. Ya lo han hecho con un perro concreto y parece ser que hay ya un segundo perro “extraviado”.

¡Toma ya! Mejor llevarlos siempre con la corra puesta, como hago yo que, salvo que peguen un tirón, será más seguro que llevarlos sueltos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII