Ir al contenido principal

Tres pisos más para la Audiencia Nacional






Tras el fracaso de la Ciudad de la Justicia, el edificio de la Audiencia Nacional se ha quedado pequeño con sus siete plantas por lo que ha optado por construir una más y un torreón de dos pisos.

Según la asociación de vecinos del barrio de Justicia la ampliación rompe la estética de la plaza de la Villa de París. Como señala El Mundo «para llevar a cabo el proyecto se realizaron dos modificaciones del Plan General de Urbanismo de Madrid, la redacción de un Plan Especial de reforma del edificio y se obtuvieron los informes favorables de la Comisión Local de Protección del Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid. Todo ello tramitado vía exprés por una orden ministerial y tras la declaración «de urgencia e interés general» dictada desde un Consejo de Ministros».

Los vecinos denuncian además que el aparcamiento municipal subterráneo, que contaba con 342 plazas, tan solo 80 serán para los vecinos. Más de cien residentes se han visto obligados a renunciar a su abono mensual.

La asociación de vecinos reclama a su vez el destrozo que supondrá para el arbolado de la plaza la construcción de un pasillo subterráneo entre la Audiencia y las salas de vistas. «Por ello exigen al Consistorio que especifique cuántos árboles se van a retirar, cómo será el nuevo acceso peatonal acristalado que se planea construir en la plaza, además de qué nuevos cortes al tráfico se harán».

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?