Ir al contenido principal

¿Por qué el Edificio Metrópolis se halla coronado por una Victoria alada?




El denominado Edificio Metrópolis está en la confluencia de las calles del Caballero de Gracia y Alcalá. Forma parte de unas de las vistas panorámicas más conocidas de Madrid alzándose junto al comienzo de la Gran Vía. Se comenzó a construir en 1907 por los franceses Jules y Raymond Fevrier y lo finalizó el español Luis Esteve en 1910. Ocupa el solar de la antigua “casa del Ataúd”, así conocida por su estrechez. 

En la fachada en ángulo destaca el torreón rematado con una cúpula de pizarra con adornos dorados y coronada inicialmente con el Ave Fénix, símbolo de la compañía de seguros de La Unión y el Fénix quien ocupó el edificio. Cuando en 1971 la compañía aseguradora se trasladó a su nueva sede del paseo de la Castellana, reclamó el grupo escultórico. La Compañía Metrópolis, nueva propietaria del inmueble se vio en la necesidad de “llenar” el hueco dejado por la escultura. Se convocó un concurso nacional que fue ganado por Federico Coullant-Valera con una Victoria alada de bronce, de cuatro metros de altura y tres kilos de peso.


Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea.
Fecha de la publicación: Octubre 2010 - 13.95 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII