Ir al contenido principal

MAS SOBRE LA LIMPIEZA EN MADRID


Madrid no ha destacado -desgraciadamente- nunca por su limpieza. Sus calles siempre han sido el lugar ideal de los madrileños para tirar todo tipo de inmundicias, desperdicios y basuras. 

Los famosos bandos del alcalde Tierno Galván llamando a los vecinos al cuidado y limpieza de las calles, no obtenían el éxito deseado. 

A finales de los ochenta, el diario YA publicó que, diariamente, se recogían en las calles del distrito Centro (¡Ojo! un sólo distrito frente a los veintiuno que hay en total) una media de 1.440.000 colillas de cigarrillos, 2.280 kilos de papel, 4.320 kilos de objetos metálicos tales como botes de cervezas, latas, etc.., además de 1.500 kilos de vidrios, 7.400 jeringuillas, y hasta ¡120.000 compresas! ¡Esto último sí que resulta increíble de verdad! También se recogían a diario butacas, sillas, colchones, mesas, camas,... en fin, para qué seguir, la lista sería interminable. 

Ya dijo Tierno Galván en uno de sus bandos que, en nuestra ciudad, sucede algo tan curioso e insólito como el que «una parte considerable de los vecinos tiran papeles y objetos menudos al suelo y el Ayuntamiento paga a otros vecinos para que los recojan. De seguir en incremento esta sorprendente conducta, pudiera ocurrir que la mitad de los vecinos arrojasen papeles y otros objetos a la vía pública y la otra mitad los recogiesen».

Afortunadamente, los madrileños estamos aprendiendo a cuidar nuestra ciudad y las calles de Madrid yo no aparecen “sembradas” como cuando el periódico redactó el artículo.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

Comentarios

  1. Hola Isabel,
    Siento discrepar de la conclusión. Puedo hablar del barrio Maravillas, para la mayoría Malasaña, y aquí los detritus van en aumento. Centenares lo tiran todo al suelo y sólo cuatro operarios lo limpian. Sólo falta el "¡Agua va...!", aunque a nivel de calle ya lo hacen. No parece que hayamos avanzado mucho en educación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII