martes, 5 de febrero de 2013

CARTELISTAS DE CINE


¿Quien no se ha fijado, al esperar las largas colas frente a un cine, en los grandes carteles que representan actores y escenas de películas? 

Se miran distraídamente para matar el tiempo de la espera. Estos murales son obras de los llamados cartelistas de cine, muchos de los cuales se dedicaron a este oficio al acabar la Guerra Civil porque no había dinero. 

En los años sesenta llegaron a ser más de cien, de los que ahora sólo muy pocos que trabajan en solitario, realizando sus obras en pocas horas. Cada vez son menos los que se dedican a esta profesión, principalmente por su mala remuneración. 

Para su ejecución no utilizan óleo sino temple, dado que su secado es mucho más rápido. Una última cosa antes de terminar, los carteles son reciclables. Se pintan, se despintan y se vuelve a pintar encima una y otra vez

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada