miércoles, 13 de febrero de 2013

LOS SERENOS SE MARCHARON, VOLVIERON ...

... ¡¡ Y SE MARCHARON OTRA VEZ!!


Los serenos desaparecieron de Madrid en 1978. Aunque a los pocos años regresó el cuerpo de serenos a las calles del centro de Madrid, duraron menos que un suspiro. 

Para su selección, los aspirantes tuvieron que superar una serie de tests y pruebas. 

Sin embargo, cuando se creó el servicio en 1765, lo único que se les exigía a los aspirantes a sereno-faroleros, era tener veinte años cumplidos, medir cinco pies de altura como mínimo, clara voz y agilidad y no haber sido procesado por embriaguez o camorrismo. ¡Sereno! se gritaba para llamarle y éste contestaba diciendo ¡va! Otra manera de llamarle era dando tres palmadas y el sereno respondía dando un golpe con el chuzo en el suelo. 

Eran otros tiempos.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada