domingo, 24 de febrero de 2013

LOS PRIMEROS BOMBEROS


El primer servicio contra incendios se fundó en 1577. 

El Ayuntamiento tuvo que comprar todo el material consistente en veinticuatro cubetas de acero, doce aguatochos grandes, seis maromas delgadas, seis garfios con picas largas, seis carros con seis cubetas de treinta cántaros, que debían estar llenas de agua siempre y dos escaleras de veinticuatro peldaños cada una divididas en tres trozos encajables. 

Una vez al año era obligatorio realizar un simulacro, cosa que se mantiene en nuestros días.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada