Ir al contenido principal

MAS SOBRE EL MANZANARES


«Manzanares, Manzanares, 
arroyo, aprendiz de río, 
platicante de Jarama, 
buena pesca de maridos...  
y aunque un arroyo sin bríos  
os lave el pie diligente, 
tenéis un hermoso puente  
con esperanza de "río"». 

(Lope de Vega).

«Duélele de ese puente, Manzanares:
mira que dice por ahí la gente  
que no eres río para medio puente  
y que eres un río para treinta mares». 

(Góngora).

Se cuenta que Ventura de la Vega decía que cuando llovía en Madrid, el río pedía a gritos un paraguas. 
Según la condesa D'Aulnoy, en los meses de junio y julio del siglo XVII, el cauce estaba tan seco que era utilizado para carreras de carruajes, llegando a haber -siempre según la condesa- ¡más de dos mil! 

Y sin embargo se dice que tras las inundaciones de 1434, varios puentes que cruzaban el río fueron destruidos, quedando tan sólo uno, por lo que hubo que utilizar balsas y barcas para poder cruzar el río. 

¿A que no sabían que hasta finales del siglo XVI el río recibía el nombre de Guadarrama? Pues es cierto.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII