sábado, 2 de febrero de 2013

BOTÍN Y GOYA


¿Quién no ha oído hablar del restaurante Sobrinos de Botín? Botín es toda una institución en Madrid. 

Jean Botin, cocinero francés, abrió una hostería a principios del siglo XVII en la plaza de Herradores, permaneciendo en este lugar hasta que un incendio en los años cuarenta del siglo XX destruyó el local. A consecuencia de ello, el restaurante se trasladó a la calle Cuchilleros, donde permanece con sus puertas abiertas todo el año y ofreciendo su especialidad: el cochinillo asado. 

A pesar de que el nuevo restaurante se le conoce por Botín, su verdadero nombre es Sobrinos de Botín, y es el sucesor del primero. 

El restaurante está considerado como el más antiguo del mundo. El Guinnes o libro de los récords del mundo, en su edición de 1986, aseguraba que en el primer restaurante de la plaza de Herradores trabajó, en 1765 como lavaplatos, el que con el tiempo sería una de las grandes figuras de la pintura española, nada menos que el genial Francisco de Goya y Lucientes, que entonces contaba diecinueve años.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario