Ir al contenido principal

BREVE HISTORIA DEL ALUMBRADO PUBLICO


Y se hizo la luz con Felipe II. 

Hasta el reinado de dicho rey, los habitantes de la Villa y Corte procuraban no salir de sus casas durante la noche más que lo estrictamente necesario. El motivo no era otro que la oscuridad total y absoluta que reinaba en la ciudad al caer el sol. 

Fue precisamente Felipe II quien obligó a los moradores de la capital de España a encender, limpiar y conservar las farolas de aceite en las fachadas. 

Estos son los comienzos del alumbrado público. Pero esta norma no se cumplía siempre. Con los reyes menos preocupados por la ciudad, la norma era olvidada, permaneciendo las calles oscuras, y por consiguiente, peligrosas. 

Carlos III mantuvo la costumbre de iluminar las calles a rajatabla, en cambio, su hijo Carlos IV, fue menos estricto.

Por fin, en 1832 llegó el alumbrado de gas utilizándose por primera vez para conmemorar el nacimiento de la infanta María Luisa Fernanda, hermana mayor de Isabel II. 

Para este acontecimiento se iluminó la Puerta del Sol, así como todas las calles que a dicha plaza confluyen, aunque luego quedó reducido el alumbrado al exterior del Palacio Real. 

Tres años después, el marqués viudo de Pontejos, corregidor de la Villa, ordenó sustituir las 4.770 farolas de candil por 2.410 nuevas de gas, contratando para ello 187 faroleros que tenían a su cargo entre 40 y 44 farolas. 

Dos datos curiosos: 

las farolas permanecían encendidas tan sólo hasta las tres de la madrugada y se encendían todas las noches salvo las que hubiera claridad por la luna, que se calculaban unas sesenta y siete al año. 

Muy ahorradores.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.

Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA CAPILLA DE LA MONCLOA

Hace casi tres años que empecé, de manera casual, la investigación sobre Parisiana, un club-casino muy de moda desde que se inauguró en 1907, en terrenos de la Moncloa y que, en 1924 fue cedido al Instituto del Cáncer. Todo se remonta a raíz de leer varios tuits -en el verano de 2014- de unas personas del AECID (antiguo Instituto de Cultura Hispánica), a las que no conocía personalmente, y que comentaban el devenir de Parisiana. A los pocos días me reuní con ellas en la biblioteca de la propia sede, acompañada de un montón de fotografías y planos antiguos que había imprimido y repartí para poder hablar del tema. ¡Gracias, Estíbaliz y Charo -entre otras personas- por meterme el gusanillo por Parisiana!
Ellas, en sus artículos “La Parisiana”  https://biblioaecidmadrid.wordpress.com/2015/05/12/la-parisiana/  y“Buscando Parisiana encontramos a Mayrit” https://biblioaecidmadrid.wordpress.com/2015/08/17/buscando-parisiana-encontramos-a-mayrit/ fueron el inicio de la investigación y de mis desv…

LAS SIETE CALLES COMERCIALES MÁS TRANSITADAS DE MADRID

De las diez calles comerciales más transitadas de Madrid, siete están en Madrid y las otras tresen Barcelona. 

¿Cuál de las siete es la número 1 de Madrid? La solución está en el ABC de hoy

http://www.abc.es/local-madrid/20130423/abci-arenal-tramo-comercial-transitado-201304222054.html

Besos y abrazos y ¡feliz Día del Libro!

Las misteriosas estatuas del paseo del Prado

El artículo es un poco largo y sin apenas fotos, pero merece la pena