sábado, 17 de noviembre de 2012

ORIGEN DEL NOMBRE EL RASTRO


El curioso nombre del Rastro está relacionado con la calle, llamada Ribera de Curtidores. 

En este lugar se situaron los curtidores de pieles por su cercanía con el matadero que estaba en la plaza del General Vara de Rey. 
Los despojos de los animales sacrificados eran arrastrados fuera del matadero, dejando tras de sí un "rastro" de sangre. 

Actualmente, el término Rastro, con mayúscula, equivale a mercadillo de objetos de toda clase y generalmente de segunda mano, que nada tiene que ver con aquel rastro del matadero.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada