jueves, 29 de noviembre de 2012

DEL SOTO DE MIGAS CALIENTES ...

... AL JARDIN BOTANICO.

Los orígenes del Jardín Botánico se sitúan en un lugar con un nombre de lo más curioso, el llamado Soto de Migas Calientes. 

Este fue el primer jardín botánico que tuvo Madrid. Situado en el lugar que hoy ocupan los Viveros de la Villa, junto a la carretera del Pardo, tomó el nombre de un mesón que hubo aquí, cuyo plato típico eran las migas calientes. 

Este primer jardín botánico abrió sus puertas en 1755 contando en 1772 con un total de 650 especies. Su situación algo alejada de la ciudad hizo que con el tiempo se fuese descuidando por lo que, en 1781, Carlos III ordenó su traslado a su emplazamiento actual, en el paseo del Prado, encargando las obras al prestigioso arquitecto Juan de Villanueva


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario