Ir al contenido principal

JARDINERO MAYOR


Es el título que recibió Cecilio Rodríguez al cumplir sus 75 años al servicio de la jardinería municipal, bajo cincuenta y cinco alcaldes. 

Cecilio Rodríguez nació en Valladolid en 1865 y murió en Madrid en 1953. Tres años antes de su muerte, el 15 de abril de 1950, fue homenajeado y obsequiado con 30.000 tulipanes procedentes de Holanda que fueron sembrados en el Retiro, en la Puerta de Alcalá y en la plaza de Colón. 

Esto de los tulipanes por toda la ciudad es una costumbre que se mantiene. El alcalde Enrique Tierno, haciendo  un poco de jardinero, se ponía todos los años muy "tierno" mandando que se plantaran miles y miles de tulipanes por todo Madrid que, en primavera, brotaban vistiendo la Villa y Corte de múltiples colores. 

Tanto le gustaban, que los holandeses, en 1986, crearon una nueva variedad de tulipán, de color rojo oscuro, que en honor al alcalde desaparecido, fue bautizado con el nombre de Enrique Tierno. 

En cuanto a nuestro jardinero mayor, dejó tan buen recuerdo entre los madrileños, que los jardines que han sustituido al antiguo zoológico del Retiro, reciben hoy el nombre de Jardines de Cecilio Rodríguez.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.
http://www.edicioneslalibreria.es/

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII