Ir al contenido principal

¿Qué hacemos con el cráter del fallido Centro Internacional de Convenciones?





Buenas y soleadas tardes desde nuestro Madrid del alma :)

Con bastante retraso sobre el horario habitual, damos repaso de los datos meteorológicos proporcionados por la Aemet: rondamos los 21,1º de temperatura, tenemos un 68% de humedad y ligerísima brisa del suroeste de 3 km/h. que apenas mueve levemente el molinete que tengo en la ventana y que sirve de indicador para el viento.

El sol se ocultará a las 17:50 horas y la luna, en cuarto menguante, está tan solo al 11,04 % de visibilidad, tendremos luna nueva el lunes que viene.

Esto es Prensa y Libros con alegría y simpatía y avisamos que hoy las noticias, mayoritariamente son sobre animales, de las que nos gusta incluir de vez en cuando.

Pero primero comenzamos con la del cráter del paseo de la Castellana:

La alcaldesa de Madrid ha enterrado definitivamente el ambicioso proyecto de Alberto Ruiz-Gallardón de levantar un Centro de Convenciones con forma de sol. El cráter que ha quedado excavado, destinado al aparcamiento subterráneo, ha costado la friolera de 100 millones de euros. Y ahora el Área de Urbanismo estudia construir en su lugar dependencias municipales, servicios terciarios (no oficinas), espacios de ocio y recreativos, y superficies comerciales (pequeño y mediano comercio). De momento no hay inversión prevista a la espera de contactos con empresas que pudieran llevar a cabo las obras bajo la fórmula de colaboración pública-privada.

Es una noticia que nos cuenta Madridpress, del jueves 18.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué Madrid se llama así?