miércoles, 10 de diciembre de 2014

La iglesia más castiza de Madrid se lava la cara




Ha terminado la primera fase de restauración de la iglesia de San Pedro el Real, más conocida como iglesia de la Paloma. Como informa Madridiario, «los trabajos han consistido en la reparación de los desperfectos de la fábrica de ladrillo de la fachada y la consolidación del tejado, ya que se habían producido desprendimientos en los últimos tiempos. También se han instalado remates de zinc en los aleros y se ha reparado la protección de las vidrieras. También se han acondicionado las cubiertas de las dos torres y la veleta».

En la próximas semanas comenzarán las obras de la segunda fase: revisión de las arquetas por los problemas de humedades, cambiar la iluminación y climatización, instalación de un ascensor y elevador para solucionar el tema de la accesibilidad, restauración del retablo, pintar el interior del templo y, lo más importante «se retirará el corta aires y la antigua puerta, y se colocará otra de vidrio transparente que permitirá ver el cuadro de la Virgen de Nuestra Señora de la Soledad desde el pie de la iglesia e, incluso, desde la calle.».

No hay comentarios:

Publicar un comentario