Ir al contenido principal

La Taberna del Alabardero: 40 años de historia





El día 25 de octubre este restaurante señero está de aniversario. El padre Luis Lezama, su fundador, siempre pensó que era mejor enseñar a pescar que dar peces para comer y dicho y hecho: en 1974 abrió el restaurante con jóvenes maletillas cogidos que no tenían futuro en el mundo del toreo y les enseñó un nuevo oficio. Hoy, La Taberna del Alabradero, es uno de los restaurantes más importantes de Madrid, por el que han pasado figuras de la política, intelectuales e, incluso, dos papas: Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Aunque el artículo no lo menciona, aquí se lo contamos nosotros, que ¡pa’eso estamos! Lejos queda ya en el tiempo aquel ilustre comensal que no faltaba a su cita cada mañana: un ilustre gorrión madrileño que desayunaba, comía y cenaba las miguitas de pan y bollos que sobraban en las mesas. Desde su “atalaya”, el soporte de un aplique, observaba atentamente a las mesas que quedaban vacías para darse el “festín”. Y, a continuación, beber agua del fregadero, siempre hasta arriba del líquido elemento. Al atardecer se marchaba y se recogía a dormir, quién sabe si en algún árbol cercano de la plaza de Oriente. Pregunten por él a los camareros y les confirmarán que la historia es verídica.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII