martes, 30 de septiembre de 2014

La “gran chapuza” del flamante mercado de Barceló





Después de los 64 millones de euros invertidos en su construcción... ¡hay que reformar los puestos!

Los comerciantes del mercado denuncian que los mostradores de los puestos «no valen para nada, no son operativos». Y como al Ayuntamiento le sobra el dinero, que lo mismo gasta 600.000 euros en nuevos parquímetros para al cabo de seis meses cerrar el centro al tráfico que 64 millones en un mercado cuyos puestos están reformando, como buenamente puede, los tenderos.

Mostradores tan inclinados que el pescado se escurre, vitrinas para frutas en los que ni los propios tenderos alcanzan de tanta altura que tienen, luz insuficiente con dos focos por puesto, y hasta los tres bares con que cuenta están mal hechos. Los comerciantes han tenido que invertir entre 12.000 y 50.000 euros en reformas y una vez concluidas, pasarán las facturas al Ayuntamiento. Está por ver si el Consistorio está por la labor de pagar la “gran chapuza”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario