domingo, 28 de septiembre de 2014

De profesión... cervecero





Así es David Castro, un informático que un día decidió dejar los ordenadores y dedicarse a los que le gustaba: fabricar cerveza, una cerveza cien por cien madrileña, con nombre de diosa, La Cibeles, como no podía ser menos y con ingredientes cien por cien madrileños. En cuatro años Cervezas La Cibeles ya ha cosechado varios premios internacionales y la exporta a países como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Japón, Suecia y Finlandia.

Castro comenzó a fabricarla en su casa, «con la olla de cocido» de su madre. Hoy tiene una pequeña fábrica en Leganés que da trabajo a seis empleados que elaboran 19 variedades de cervezas diferentes de entre dos y doce grados de alcohol: rubia, negra, roja, dulce, amarga...

No hay comentarios:

Publicar un comentario