Ir al contenido principal

Ana Botella negocia ampliar el cierre al tráfico con los vecinos de Chueca y Malasaña




Y siguiendo con esta drástica medida de cerrar el tráfico en el centro, nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa quiere añadir dos barrios más dentro del perímetro para antes de mayo de 2015: Chueca y Malasaña.

Los residentes de Sol y Justicia, cuyo espacio se cerrará el 1 de enero próximo al tráfico, contarán con “diez pases” al mes para vehículos ajenos. O sea, para que familiares y amigos puedan hacerles visitas. «El resto de los vehículos solo podrán circular por las grandes arterias y a los 13 aparcamientos ubicados en el área restringida. Las infracciones se vigilarán con 22 cámaras de seguridad y se castigarán con multas de 90 euros». Y ojito! Entras en la zona prohibida con la idea de aparcar en un párking público, te encuentras el cartel de “Completo” y ¡multa que te cayó por circular por zona prohibida! ¡A ver quién es el guapo que osa volver a intentar aparcar en un aparcamiento con el consiguiente riesgo de tamaña multa!


Con esta medida nos da que los aparcamientos públicos del centro se van a quedar vacíos.


(Con la picaresca que caracteriza a los madrileños, seguro que más de uno que no tenga familia o amigos o, simplemente prescinda de ellos y les diga “venir en transporte público”, se estará frotando las manos pensando en vender esos diez pases mensuales y sacarse un dinerito).

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué Madrid se llama así?