martes, 11 de noviembre de 2014

Prado, Paseo del.



Entre la plaza de Cibeles y la plaza del Emperador Carlos V. 

El actual paseo del Prado ha recibido varios nombres a lo largo de los años para diferenciar los distintos tramos que lo conforman. 

Cuando Carlos III mandó nivelar el terreno, el paseo se dividió en dos trozos: Prado de Atocha -entre la plaza del Emperador Carlos V y la fuente de Neptuno-, denominado así porque comenzaba junto a la Puerta de Atocha; y Salón del Prado, entre las fuentes de Neptuno y Cibeles. 

Este segundo tramo también ha sido conocido con los nombres de Prado de San Jerónimo o de los Jerónimos -entre las fuentes de Neptuno y Apolo- porque estaba frente al convento de San Jerónimo; y Prado de San Fermín -entre las fuentes de Apolo y Cibeles- por la iglesia de San Fermín de los Navarros, derribada para la construcción del Banco de España. 

A mediados del siglo XIX, la acera de las casas construidas entre la glorieta de Atocha y la fuente de Neptuno recibió el nombre de calle de Trajineros. 

Finalmente, todo el paseo se ha llamado también Prado Viejo para diferenciarlo del Prado Nuevo, que fueron la actual cuesta de San Vicente y el paseo de Recoletos.



        Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario