viernes, 14 de noviembre de 2014

El socavón de Chamberí


El antiguo estadio Vallehermoso es un gigantesco agujero de 12 metros de profundidad que ha costado 5,4 millones de euros. Fue lo que nos costó a todos los madrileños su derribo. El anterior alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ordenó su derribo en 2008 para construir en su lugar la pista olímpica de atletismo de ocho calles y un aforo para 10.000 espectadores. Nada se llevó a cabo ni hay proyecto para este inmenso socavón. El polideportivo inaugurado por Ana Botella hace poco tiempo ocupa tan solo un cuarto de la superficie total del antiguo estadio.

Hay que recordar que el estadio Vallehermoso se construyó en terrenos que anteriormente fue el cementerio de San Martín. Y hoy, seis años después, de la demolición del estadio, el solar vuelve a ser un cementerio, como señala El Mundo: «el de los proyectos urbanísticos faraónicos que nunca dejaron de ser un mero papel»



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada