Ir al contenido principal

La “momia” de Legazpi, al descubierto


Cual Lázaro resucitado, la momia de Legazpi, tras ocho años “amortajada” con telas que impedían su visión, ha resucitado. El martes cayeron los “vendajes” para que una delegación del Instituto de Patrimonio de Cultura de España estudiara el estado de conservación de la escultura. Se trata de uno de los pegasos que Agustín Querol realizó como remate del edificio del Ministerio de Fomento (hoy de Agricultura), en el paseo de la Infanta Isabel. Una vez se haga el informe preceptivo, el Ayuntamiento decidirá qué destino darle a este pegaso más conocido por los vecinos de Arganzuela como “la momia”.

En los años setenta del siglo pasado, el mal estado de conservación de grupo escultórico de La Gloria y los Pegasos realizado en mármol de Carrara, obligó a su sustitución por una réplica, en bronce, obra del escultor Juan de Ávalos. Las esculturas originales se trocearon para poder hacer realizar las copias mediante la técnica del vaciado. Los fragmentos quedaron depositados inicialmente en el interior del ministerio y, finalmente, abandonados en un solar cerca de Puerta de Hierro.

La azarosa y muy completa trayectoria de estas esculturas se puede leer en Madridiario. Recuerdo que en los años 90, cuando yo vivía en “la Prospe”, aparecieron de la noche a la mañana tres pedestales en el lateral del parque que hay entre las calles de Príncipe de Vergara, Juan Bravo y Maldonado. En el pedestal central se colocó un ángel con los brazos extendidos al que le faltaban las manos. En los otros dos pedestales no llegó a colocarse nada. Y tal como llegó el ángel manco, desapareció a los pocos meses.

El resto es historia: La Gloria se colocó en la glorieta de Cádiz y los Pegasos en la plaza de Legazpi, hasta que uno de ellos terminó abandonado en un almacén de la calle Áncora y el otro, vendado como una momia.

http://www.madridiario.es/distrito/arganzuela/la-gloria-los-pegasos/plaza-de-legazpi/momia/417469

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII