Ir al contenido principal

El adiós de un frontón





Buenos y neblinosos días desde un Madrid del alma :)

Tenemos una niebla preciosa que poco a poco se va levantando. Estamos a 8,5º de temperatura, y tenemos un 9 % de humedad relativa del aire y un vientecillo serrano, del norte norte de 5 km k/h. Hay que abrigarse que hace mushooo frío.La temperatura no sobrepasará los 14º y no es ninguna tontería llevarse el paraguas porque pueden caer algunas gotas y pillarnos desprevenidos.

Como las nubes se niegan a darle permiso al sol para poder ver cómo se oculta a las 17:55 horas. Y la Luna, sigue en cuarto creciente y va ganando visibilidad, hoy está al 56,02 % de su visibilidad.

Esto es Prensa y Libros con Alegría y Simpatía y empezamos con una noticia de un frontón:

No, no es el Beti Jai, no piensen mal, es otro, es el Frontón Central, que estuvo en el edificio de los cines Madrid. Las obras se han llevado por delante la estructura metálica del siglo XX que albergó juegos de pelota y mítines hasta la Guerra Civil.

Como señalan los chicos de MCyP, el edificio tiene protección parcial por su valor histórico y artístico y está considerado como Bien de Interés Cultural. El edificio fue inaugurado en 1899 como frontón central. El nuevo edificio albergará un centro comercial en la planta baja y en las superiores, un gimnasio.

«Madrid Ciudadanía y Patrimonio puso el derribo de la estructura en manos de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, solicitando la paralización cautelar del derribo; sin embargo, la estructura metálica, el interior del inmueble y parte de los muros interiores que integran la fachada a la calle de Tetuán ya forman parte de la historia perdida de Madrid».


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII