Ir al contenido principal

Peleas entre el futuro Museo de las Colecciones Reales y el Museo del Prado


El Museo de las Colecciones Reales tiene previsto ser inaugurado a finales de 2015 o principios de 2016. Todavía le queda un año y pico por delante para ir seleccionado y distribuyendo todos los fondos atesorados por Patrimonio Nacional. Hasta aquí, todo normal.

Sin embargo, este museo y el del Prado andan a tortas (es una expresión, no literal) por algunos cuadros que son propiedad de Patrimonio Nacional y que quedaron en depósito durante la Guerra Civil en el Museo del Prado. Y no se trata de obras sin importancia, no, se trata nada menos que El jardín de las delicias del Bosco, El Lavatorio, de Tintoretto, El martirio de san Mauricio, de El Greco,  o La túnica de José, de Velázquez, entre otros, y que reclama desde el pasado mes de julio.

«Qué no me devuelves “mis” cuadros? Pues te vas a enterar, yo no te presto las siete obras que me pides para la exposición de Bernini que acabas de estrenar».

El Museo de las Colecciones Reales necesita reforzar su presencia, no solo con la enorme colección de Patrimonio Nacional, sino también con aquellas obras que le pertenecen y se hallan en depósito, temporalmente, en otras instituciones, como es el caso del Guernica, de Pablo Picasso, hoy en el Museo Rina Sofía.

Un museo que se inaugurará en plena crisis económica, con descenso de turistas que llegan a la capital... mucho nos tememos que los pocos visitantes que reciba seremos los “frikis de la muralla árabe” pues quedarán expuestos los restos aparecidos de la muralla del siglo IX y parte de sus torres.

http://www.elconfidencial.com/cultura/2014-11-13/30-millones-de-euros-al-ano-para-un-museo-sin-grandes-exitos-populares_454300/

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué Madrid se llama así?