Ir al contenido principal

El almirante Blas de Lezo ya está en la plaza del Descubrimiento





Buenas y nubosas tardes desde nuestro Madrid del alma :)

Comenzamos directamente el resumen de prensa:

Con siete metros de altura y 35.000 kilos de peso, el famoso marino ha “atracado” definitivamente en el “puerto” de Madrid. En la plaza del Descubrimiento está ya todo a punto para que el monumento de Blas de Lezo, obra del escultor Salvador Amaya, sea inaugurado el próximo sábado por el rey (saliente) Juan Carlos.

Como informa el ABC, la estatua del marino, conocido como “mediohombre” por sus múltiples heridas de guerra, «ha sido posible por el tesón y la voluntad de Íñigo Paredes y todos los miembros de la Asociación Pro-Monumento a Blas de Lezo, la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, la implicación de la Armada y la generosidad de tantos donantes que han contribuido a la suscripción popular con la que se ha erigido la estatua.»

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII