Ir al contenido principal

La nueva “policía turística”





Buenos y marrones días desde nuestro Madrid del alma :)

Según la Aemet, el cielo marrón que tenemos desde ayer es debido al polvo en suspensión procedente de África. En el centro de la ciudad rondamos los º14,9º de temperatura, un 69 % de humedad y ligera brisilla del suroeste de 7 km/h con rachas que pueden llegar a los 19 hm/h. Para hoy se prevé más de lo mismo, el cielo marrón y temperatura sin cambios. Pero avisamos: mañana lloverá. No lo decimos nosotros, ¿eh?, lo dice la agencia.

El sol se irá a dormir a las 17:54 horas, un minuto antes que ayer, y la luna, lunita, lunera ni está, ni se la espera, pues hoy hay luna nueva.

Esto es Prensa y Libros con alegría y simpatía y comenzamos con las siguientes noticias:

Las embajadas de algunos países como Gran Bretaña o Japón llevan años alertando a sus ciudadanos que extremen las medidas para evitar que les roben las carteras, móviles y cámaras de fotos, llegando a calificar como “peligrosas” la Puerta del Sol, la Plaza Mayor y las calles que rodean los museos.

El Ayuntamiento de Madrid fue consciente del perjuicio que esto suponía para una ciudad que vive del turismo y por eso, desde hace unos años se ven furgonetas de la policía municipal y nacional aparcadas en las aceras y agentes patrullando a pie y a caballo por las calles del centro.

Ana Botella ha aprobado el pasado mes de octubre la creación de una policía turística bajo el nombre de “Unidad de Atención al Turismo” a la que se podrán apuntar los agentes de la policía municipal que quieran (ayer se cerró el plazo) con la condición de que sepan inglés hablado y escrito. Se valorará también el conocimiento de otras lenguas y experiencia en atención a los ciudadanos, entre otros requisitos.


 Toda medida que sirva para garantizar la seguridad ciudadana, tanto para los madrileños como para los foráneos, es bienvenida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII