jueves, 13 de noviembre de 2014

El esqueleto humano más grande del mundo se encuentra en Madrid





Agustín Luengo, conocido como “el gigante extremeño”, vendió su cuerpo al Museo de Antropología por 3.000 pesetas allá por el año 1849. Medía 2,35 metros de altura y para que nos hagamos una idea, eso supone 20 centímetros más que Pau Gasol.

Cuenta el ABC que sus padres se vieron obligados a hacer un butrón en la pared para que pudiera dormir con las piernas estiradas. Finalmente, cuando Agustín tenía 12 años le vendieron a una feria a cambio de «70 reales dos hogazas de pan blanco, media arroba de arroz, miel del Alentejo, una garrafa de aguardiente, dos paletas de jamón y un daguerrotipo de los que hacían en la feria.

Para saber más y poder ver este esqueleto recomendamos la lectura completa de la noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario