Ir al contenido principal

¿Por qué hay en Madrid una Ciudad Jardín?




Ante la falta de viviendas para la clase obrera, a principios del siglo XX, el urbanista británico Ebenezer Howard ideó un nuevo concepto de urbanismo englobado bajo el nombre de Ciudad Jardín, consistente en un núcleo central rodeado de viviendas y zonas verdes, rodeadas a su vez de una avenida circular en donde se situaban las escuelas, mercados, comercios y edificios representativos. Y siempre en un entorno natural, fuera de las grandes ciudades y bien comunicados a través del ferrocarril.

Siguiendo este modelo, en las décadas de los 10, 20 y 30 del siglo XX, al amparo de las Leyes de Casas Baratas para la construcción de viviendas para obreros, militares y funcionarios, se construyeron varias colonias, la mayoría en terrenos de actual distrito de Chamartín.

Una de esas colonias fue construida por Manuel Ruiz Senén en 1924 y se llamó Ciudad Jardín o colonia de Alfonso XIII, que con esta denominación también se la conoce. Está situada entre las avenidas de Alfonso XIII y Ramón y Cajal, y las calles de Emilio Mario y La Pedriza y está compuesta de hotelitos individuales y pareados. 

Otras muchas colonias siguieron este mismo modelo como las Unión Eléctrica Madrileña, Prensa, Prosperidad, Albéniz, Cruz del Rayo, etc.


Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII