Ir al contenido principal

La Gatera de la Villa





He recibido un correo de uno de los gatos de la Gatera y os lo copio para vustro interés:

Estimados amigos:

Ya está aquí el nuevo número de verano de La Gatera de la Villa. Tan indispensable como la sombrilla o las chanclas; ideal para acompañar el tinto de verano o una buena horchata. ¡Que no falte en vuestras vacaciones!

Contenido:
Editorial nº 14, El día de todos los libros
Créditos e Índice
Por el Madrid de la Segunda República, por Juan Pedro Esteve García
Los fundadores de Madrid, por Julio Real González
El “noParaninfo” de la Ciudad Universitaria, Juan Pedro Esteve García
La Verbena de la Paloma, sainete lírico veraniego, Pablo Jesús Aguilera
Glosario arquitectónico madrileño: Cúpula, Julio Real González, Mario Sánchez Cachero
La Maravilla, Adriana Sánchez Garcés
El ciprés del Real Jardín Botánico, José Manuel García Valles
María José Rubio: “La Historia es el mayor patrimonio de una sociedad civilizada”, Elvira Martínez
Los colilleros y su industria, Alfonso Martínez
El florecimiento de la natación en Madrid, Juan López Benito
Los tranvías de Madrid, Javier Hervás
El fotogato: Arco de Cuchilleros, Ángel Rollón
Publicidad... de hace ya un tiempo, Alfonso Martínez
Los relatos del Grupo Andén: Las ratas, Rafael Guerrero Ríos
Gatocripto, por Gatón de Oro
 
Podéis descargarla desde el siguiente enlace:

¡¡Feliz san viernes y comienzo de fin de semana!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII