Ir al contenido principal

La Gatera de la Villa




¡¡Ya ha salido el último número de La Gatera de la Villa!! con artículos superinteresantes, como siempre:

"El Café de Francia y el Café de París, en el Pasaje Matheu", de nuestra amiga Rosario Giménez (blos de Antiguos cafés de Madrid)

"Algunos oficios ya perdidos", del maestro Pablo Aguilera Mayoral

"El olivo de la calle Huertas" (IV) del experto José Manuel García Valles

"El hospital universitario de la Princesa", de la historiadora Pepa Rivera Donoso

"Los puentes de Praga", y "La avenida de la Reina Victoria", del gran Juan Pedro Esteve García (PedroMix)

"Madrid con una mirada distinta", del magnífico fotógrafo Carlos Ramírez de Arellano del Rey (en exclusiva de La Gatera de Madrid)

"Parque de los Hijos de Madrid" y Publicidad... de hace ya un tiempo, del sin par Alfonso García

"Aportando al mundo", del compilador Arístides Álvarez Domínguez

"Casa dos portugueses", del magistral fotógrafo Ángel Rollón

"Madrid vertical" (II), del inigualable Alberto Martín

Yo que tú, no me lo perdería :)

http://www.fotomadrid.com/revista.php

Comentarios

  1. Mayrit,
    Muchas gracias por tu promoción.
    :-)

    ¿te has leído el artículo del Hospital Universitario de La Princesa? Es de la autora del libro homónimo. El contacto nos lo consiguó Maya. El tema es de rabiosa auctualidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?