Ir al contenido principal

PRENSA DEL DIA: ORGANILLOS


Hace años que el Museo del Organillo, en la Carrera de San Francisco, está cerrado porque, por desgracia, no era rentable vivir de la fabricación de este castizo instrumento.

Su dueño, que ya tiene 75 años, alquila los históricos (por su antigüedad) organillos pero cada vez son menos las personas que se lo solicitan. Aun así, en  estos días que estamos celebrando las fiestas de la Paloma lo podemos escuchar en el bar Muñiz, en la calle Calatrava, tal como nos lo cuenta Madridiario de hoy :

El organillo sobrevive en el siglo XXI

El tiempo ha hecho mella en la importancia del organillo en las fiestas populares. En estos días festivos, piezas centenarias de coleccionista pueden verse y escucharse en algunos de los espacios más castizos de la ciudad.Madridiario habla con uno de los principales coleccionistas de la capital:




Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII