Ir al contenido principal

El origen del nombre Usera


Usera es un barrio que pudo ser y no fue una zona residencial bonita, según preveía en 1939, el Plan General de Ordenación, Reconstrucción y Extensión de Madrid. 

El barrio surgió en los terrenos del llamado "Tío Sordillo", cuya hija se casó con el coronel Marcelo Usera. 

En los años veinte del siglo XX, don Felipe, administrador del coronel, parceló unos terrenos situados en el municipio de Villaverde, trazando además sus calles en forma de damero. Al principio, toda esta zona era conocida como el "sector de Valdenarro", por una calle que así se llamaba (hoy Felipe Castro). El nombre del barrio procede del gran número de calles que don Felipe rotuló con el apellido Usera (Marcelo, Nicolás, Isabelita, Gabriel, Amparo, Mariano, Antonia, Luis,...). Dedicó otras tantas a los sirvientes, al chófer y algunos vecinos: José Montoya, José Anaspere, Pepita Barroso... 

El coronel Usera regaló además, un terreno para un grupo escolar que lleva su nombre y se convirtió en el consejero de sus habitantes, así como padrino de numerosos bautizos. 

En la actualidad dista mucho de ser una zona residencial como estaba previsto, que según el Plan, habría sido una «zona de residencia aislada con objeto de construir un sector magnífico, precioso e higiénico que nada tuviera que envidiar a las modernas ciudades europeas».

Del libro "Curiosidades y anécdotas de Madrid". Isabel Gea. 
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€
De venta en: http://www.edicioneslalibreria.es/

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII