Ir al contenido principal

El palacio de Linares





En Cibeles hay tres palacios: el de Buenavista, hoy Cuartel General del Ejército; el de Correos y Comunicaciones –pendiente de convertirse en la nueva sede del Ayuntamiento- y el de Linares. 

El palacio de Linares -hoy Casa de América-, que tanto dio que hablar a mediados de 1990 por sus supuestas apariciones, fantasmas y demás fenómenos paranormales, guarda entre sus paredes una extraña leyenda, en parte cierta y en parte inventada. 

Según se cuenta, el marqués de Linares se casó con una mujer que más tarde descubrió que se trataba de su hermanastra con la cual, parece ser que tuvo una hija. Nada más enterarse, el marqués se marchó dejando el palacio a una ahijada suya, casada con el conde de Padierna Villapadierna. 

Leyendas aparte, en este hermoso palacio, construido en la década de los setenta del siglo XIX, en los terrenos anteriormente ocupados por el Pósito de la Villa o almacén de grano y más anteriormente por el convento de los agustinos recoletos, se rodaron algunas escenas de Patrimonio Nacional, película dirigida por Berlanga. 

Lo que pocos saben de este palacio es que los techos fueron pintados por Valeriano Bécquer ‑reconocido pintor- y su hermano, el famoso poeta Gustavo Adolfo, muy hábil también en dibujo y pintura.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.
 



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII