Ir al contenido principal

Lo que el viento se llevó






Para evitar desgracias, nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa ha decidido que lo mejor para los madrileños es desmontar el obelisco gemelo del que se desplomó anteanoche, y aquí paz y después gloria. Y el pobre obelisco huérfano, ya sin su hermano gemelo caído, ¿irá a parar al famoso almacén del Taller de Cantería de la Casa de Campo?

¿Y al autor de los dos monumentos gemelos se le resarcirá de la destrucción de sus obras? Y es que nuestra ciudad es experta en cargarse monumentos según le dé. Véase la magnífica cascada de 77 metros de longitud situada en la plaza del Descubrimiento y que caía, con gran ruido, formando un arco, sobre el acceso al Centro Cultural de la Villa. ¡A saber quién ha tenido la feliz ocurrencia de sustituirla por una mampara de plástico translucido imitando la cascada!

Claro que como el autor de la cascada, Manuel Herrero Palacio, autor igualmente de las dos fuentes cuyos chorros simbolizaban las tres carabelas ya había muerto, no pudo reclamar.

¡Señor, señor! qué poco respeto por los monumentos. El Ayuntamiento debe pensar que son de quita y de pon.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII