Ir al contenido principal

Calle de los Reyes número 12: la antigua taberna que murió y renació





Detrás del Edificio España, cuando este tan solo era un inmenso socavón en el suelo, llegó Lucio Muñoz a Madrid y abrió una taberna en el número 12 de la calle de los Reyes. Ambos, taberna y Edificio España corrieron vidas paralelas. El negocio iba boyante gracias a enorme afluencia de clientes que hacían parada y fonda en el mítico Hotel Plaza, del emblemático edificio, así como los propios inquilinos del mismo.


El Edificio España y su hotel cerraron allá por 2005 y la taberna sufrió el descenso drástico de clientes. La crisis a partir de 2008 también le afectó y, en 2013, el último dueño, nieto del fundador, la cerró por jubilación. Poco tiempo después la taberna renació de sus cenizas cual ave fénix con nuevo dueño y nombre: Irureta. Los aperitivos de toda la vida dejaron paso a los pintxos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII