Ir al contenido principal

Los proyectos de un Madrid faraónico, paralizados sine die





El flamante ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, cuando dejó la alcaldía de Madrid en manos de nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa, Ana Botella, debió de despedirse con una frase que resumiera lo que le esperaba: “querida Ana, ha sido un placer para mí trabajar contigo todos estos años. Aquí te dejo esta carpeta llena de proyectos que, si no hubiera sido por la crisis, los habría ejecutado yo, no en vano soy conocido como ‘el faraón’. A ver cómo te las arreglas tú porque la deuda que te dejo es descomunal, más de 7 mil millones de euros. Mucha suerte, Anita”.

El País de hoy nos trae al recuerdo esa lista de proyectos que han quedado paralizados y olvidados sine die: la Casa de la Carnicería, la Casa de la Villa, el Museo Municipal, el Mercado de Frutas de Verduras de Legazpi...

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII