jueves, 5 de diciembre de 2013

Bilbao, Glorieta.


Entre las calles de Carranza, Fuencarral, Luchana y Sagasta. 

Aquí estuvo la llamada puerta de los Pozos de la Nieve, en los que se almacenaba la nieve en invierno para poder refrescar las bebidas en verano. 

A partir de 1837, la puerta se denominó de Bilbao, en recuerdo de la ciudad de su mismo nombre y de los defensores que la liberaron en 1808 frente a las tropas napoleónicas. 

Hacia 1868 se derribó la puerta y en 1875 la plaza tomó el nombre de Bilbao, tal como ha llegado hasta nuestros días.



Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario