Ir al contenido principal

Belvis.



Entre las calles de Fuencarral y Jerónimo de Quintana. 

Primeramente fue conocida por el callejón del Cinematógrafo, porque el cine (antiguo Fuencarral y hoy ocupado por un Opencor) daba a esta pequeña calle. 

Recibe el actual nombre de Belvis en memoria del poeta y autor dramático Guillén de Castro y Belvis (1569-1631), autor de Las mocedades del Cid.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 



Comentarios

  1. Hola Isabel. Realmente el OPENCOR está en el antiguo cine Bilbao, dentro del edificio que fue restaurado para nuevo uso. El cine Fuencarral fue derribado totalmente y en su solar se levantó un nuevo edificio de viviendas en cuyos bajos comerciales hay un restaurante de una cadena texmex y un comercio de perfumería.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ángel,

    Bienvenido al blog :)

    Pues tiene usted más razón que un santo ¡gracias por la corrección! así en la próxima edición lo podré corregir.

    ¡¡Así da gusto, con un equipo tan grande de correctores!!

    Saludos madrileños

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII