Ir al contenido principal

Recogidas dos crías de halcón en las calles de Tetuán

Buenas tardes desde la segunda línea de playa (la de Arganzuela), que para eso vivo a dos manzanas de Madrid Río. Y desde mi ventana-mirador ya veo llegar las primeras sempiternas nubes que cada tarde nos acompañan desde que empezó la primavera.

Las noticias de perros, aves y demás fauna animal madrileña, como sabéis, tienen un rincón especial en mi blog: anteayer domingo la Policía Municipal recogió dos crías de halcón peregrino –de mes y medio aproximadamente- en sendas calles de Tetuán. Decidieron dejar el nido un rato, y nada mejor que dejarse llevar por el viento volando y oteando el paisaje urbano desde unos cuantos metros de altura: una mezcla de palomas y gorriones para cazar y comer junto con humanos, muchos humanos en las calles semejando hormigas por los túneles de su hormiguero. 

Y, mientras disfrutaban de su apacible paseo, se alejaron tanto que no supieron regresar al nido donde papá y mamá halcón les esperaban preocupados.

Menos mal que la Policía Municipal madrileña recogió a las dos crías desorientadas y las llevaron al centro de recuperación de animales que está en la Casa de Campo y, ayer lunes, fueron entregadas a sus desconsolados padres.

La Policía Municipal no solo está para ponernos multas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/27/madrid/1369678482.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?