Ir al contenido principal

ESPACIOS BIEN APROVECHADOS



Nuestro vecino de enfrente, el que vive en un ático al otro lado del paseo de Pontones, es un hombre que tiene mucho curro en su terraza: cada día que hay algún acontecimiento para celebrar cambia la bandera en el mástil que tiene en una esquina. Normalmente está la bandera de la Comunidad de Madrid. Si hay un partido de la Selección, coloca una bandera de España. Si se va a celebrar algo importante en Europa, iza la de la Comunidad Europea.  En casa, la bandera, sea cual sea que tenga nuestro vecino, es muy útil: gracias a ella sabemos por dónde sopla el viento :)



Desde ayer, luce una del Atlético de Madrid, que es la que pone cuando hay algún partido de los colchoneros, sea en el Vicente Calderón o sea en cualquier otro estadio. Del Real Madrid no tiene, con lo que deduzco que él es del Atleti.



Hoy, como el Atleti ganó ayer, además de la bandera de este equipo izó junto con la del Atlético de Madrid, una que se ha debido de hacer él mismo porque no existe: una composición de tres banderas con la del Atleti de fondo y grande, y superpuesta una más pequeña de la Comunidad Europea (por la Copa de Europa de ayer) y bordeada con la de España.



Después de que pasaran los dos autobuses del equipo colchonero, por el paseo de Pontones, en dirección a Neptuno, ha arriado esa bandera propia, dejando la del Atlético de Madrid.



Véanse las muestras


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

Origen del nombre de Moncloa