Ir al contenido principal

Nuevo libro de La Librería: Tarjetas postales ilustradas de Madrid 1887-1905





Buenas y –de momento- despejadas tardas desde mi Madrid del alma :)

Desde mi ventana-mirador, cerca del Rastro, se ven en el horizonte unas nubecillas aisladas rolando sur-suroeste que espero no sean la avanzadilla de una tarde-noche nubosa. Ya veremos qué nos depara el tiempo.

De momento vamos con la prensa de hoy y con una muy buena noticia:

La Librería acaba de publicar un libro que seguramente será un éxito en la Feria del Libro que empieza este viernes. Su autor es Martín Carrasco, uno de los mayores coleccionistas de postales de Europa y dueño de la tienda Casa Postal. A través de unas 500 postales podemos asomarnos a un Madrid de hace más de cien años, con edificios que aún siguen en pie y otros que ya han desaparecido. Un libro que hará las delicias de los amantes del Madrid antiguo visual.

La fecha límite de 1905 para este libro no es por capricho. En 1906 se impuso la obligatoriedad de dividir el reverso de las postales con una franja vertical destinando el lado izquierdo para escribir y el derecho para la dirección del destinatario. Por ello, las postales más valoradas por los coleccionistas sin duda, son las que están “sin dividir”.

Anteriormente a esta fecha las postales se escribían por delante, en un espacio muy limitado con lo que muchas veces, las personas que más se enrollaban en la escritura no tenían más remedio que invadir parte de la ilustración. El reverso se reservaba para poner la dirección del destinatario.

En el enlace a mi blog os pongo unos ejemplos de mi colección particular.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?