Ir al contenido principal

Misas a las dos de la tarde*





La primitiva iglesia del Buen Suceso, situada en la Puerta del Sol (en 1868 se trasladó a la calle de la Princesa), era la única en todo Madrid que, en el siglo XVII, daba una misa a las dos de la tarde. 

Hay varias teorías sobre esta hora que tan extraña resultaba entonces. 

Una dice que fue por orden de Mariana de Neoburgo, segunda esposa de Carlos II, para poder así oír misa después de su paseo matinal. Otra explica que dicha hora era para facilitar a los enfermos o personas achacosas la asistencia a misa en horas no tan tempranas. No podía faltar la leyenda, según la cual, esta misa se debía al arrepentimiento de una dama que había acusado a su criada de robarle las joyas, por lo que fue condenada a muerte. Más tarde, encontró las joyas en la torre de su casa, donde una urraca las había escondido. La dama dejó en su testamento dinero para que se celebrara una misa diaria, a las dos de la tarde, por el alma de su criada y por su arrepentimiento. 

Hasta nuestros días ha llegado la costumbre de celebrar misas a las dos de la tarde.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?