Ir al contenido principal

El reloj que nunca iba bien





Los vallecanos de finales del siglo pasado, difícilmente podrían llegar puntuales a ningún sitio, pues el único reloj que tenía el pueblo, el de la iglesia parroquial, nunca iba bien, lo que provocaba las quejas de los vecinos, que nunca sabían cuál era la hora exacta. 

En 1898, el periódico local La Voz de Vallecas, publicó una carta de queja que textualmente decía «a nuestro respetable Cura Párroco o Alcalde trasladamos la queja de varios vecinos de los cambios tan bruscos que el reloj de la iglesia experimenta, pues tan pronto va atrasado veinte minutos como adelanta cuarenta...».  

Además, el citado reloj no se veía muy bien de lejos, porque en otra carta, se insta al alcalde a que pinte la esfera de blanco y se le ponga un cristal. Afortunadamente para los vallecanos de aquella época, la vida no era tan acelerada como en la actualidad, y el llegar con algo de retraso podía ser disculpado por el reloj de la iglesia.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?