lunes, 5 de mayo de 2014

Gran Vía.



Entre la calle de Alcalá y la plaza de España. 

La construcción de la Gran Vía siguió el trazado de la antigua calle de San Miguel, así llamada por un humilladero dedicado a San Hermenegildo y San Miguel, situado donde posteriormente se levantó la iglesia y convento de San José (en la calle de Alcalá). 

Las obras de la Gran Vía comenzaron en 1910 y terminaron a principios de los años cincuenta. 

Está formada por tres tramos, cada uno de los cuales recibió un nombre en su inauguración: el primero, entre Alcalá y la Red de San Luis, se denominó Conde de Peñalver, el alcalde que inició las obras de la Gran Vía en 1910; el segundo, entre la Red de San Luis y la plaza del Callao, tomó el nombre de avenida de Pi y Margall, en recuerdo de Francisco Pi y Margall (1824-1901), presidente de la I República; y por último, el tercero se llamó Eduardo Dato (1856-1921), dedicado al presidente de Gobierno que murió asesinado en la Puerta de Alcalá. A pesar de ello, popularmente siempre fue conocida como la Gran Vía.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario