jueves, 17 de abril de 2014

Galileo.




Entre la calle de Alberto Aguilera y la avenida de Filipinas. 

Está dedicada al astrónomo, físico y matemático Galileo Galilei (1564-1642), perseguido por la Inquisición que no admitía que la Tierra se mueve. 

Es famosa la anécdota que cuenta que cuando estaba arrodillado ante sus jueces obligándole a retractarse seguía diciendo «Y, sin embargo, se mueve».

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.

5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario